28/1/15

CONTINÚAN LOS RETRASOS DE VUELING POR UNA AVERÍA EN EL AVIÓN BASADO EN ASTURIAS

Desde ayer al mediodía el avión que Vueling tiene basado en Asturias permanece averiado en la plataforma del aeropuerto asturiano inmovilizado.

El vuelo de ayer tarde Asturias-Barcelona acumuló más de 4 horas de retraso. Los pasajeros pudieron viajar a la ciudad condal utilizando el avión procedente de Barcelona que estaba previsto hiciera noche en Asturias para la salida en hora del primer vuelo de la mañana.

Consecuencia de esta decisión, el enlace Asturias-Barcelona de esta mañana ya acumula 4 horas de demora y volará a Barcelona en un avión que una vez más estaba destinado a permanecer en Asturias, encadenando nuevos retrasos.

Vueling comenzaba esta mañana la reparación de la aeronave y descartó ayer tarde mandar un avión auxiliar para sustituir al averiado a pesar de que la decisión provocaría grandes retrasos en al menos dos de sus vuelos. 

La compañía utiliza los vuelos ya programados para poder operar los enlaces, y son ya dos consecutivos los que despegan con más de 4 horas de retraso.

Una avería ayer tarde en el avión que Vueling tiene basado en Asturias está provocando grandes retrasos en la ruta a Barcelona.
Ayer el avión que realiza la ruta tendría que haber estado, según lo programado, en la plataforma del aeropuerto de Asturias desde las 11:15 de la mañana, cuando aterrizó procedente de Barcelona, hasta las 19:10, hora en la que debería haber despegado de nuevo hacia la ciudad condal. (En periodos de temporada baja Vueling suele dejar en tierra durante más horas al día sus aviones) 

Sin embargo el avión estaba averiado y el vuelo no podía salir en hora. En vez de enviar desde su base central de Barcelona un avión de sustitución en el momento en el que se conoció la avería Vueling optó por utilizar el vuelo de última hora Barcelona-Asturias (cuyo avión está destinado a permanecer en Asturias durante la noche y salir por la mañana a primera hora hacia Barcelona) para utilizar ese avión como operador del enlace Asturias-Barcelona de las 19:10, que finalmente despegó a las 23:25, con más de 4 horas de retraso.
De esta manera el avión averiado seguía en el aeropuerto de Asturias condenando al retraso al primer enlace de la mañana que ya acumula 4 horas de retraso dado que no se decidió enviar un avión para subsanar la situación ayer tarde.



Ante la imposibilidad de repara el avión, una vez más, será el vuelo Barcelona-Asturias , esta vez de la mañana (que ya esta en vuelo) el que permita tener un avión que opere el enlace Asturias-Barcelona con más de 4 horas de retraso.

Como apuntábamos anteriormente estamos en temporada baja y Vueling dispone de aviones adicionales que hubieran permitido solventar todos estos retrasos enviando ayer tarde un avión de reemplazo desde Barcelona.

Recordamos que la legislación europea vigente prevé en estos casos, con retrasos de más de dos horas que la aerolínea debe de hacerse cargo de los pasajeros, ofreciéndoles información de lo sucedido, bebida y comida en todo momento y prestando hojas de reclamaciones a los clientes que pudieran solicitar una compensación económica.

Es necesario reclamar por escrito a la aerolínea alegando que:
según el Reglamento (CE) 261/2004 del Parlamento Europeo dado el retraso superior a dos horas en un vuelo nacional OVD-BCN con distancia inferior a 1.500km, y en vista de que el derecho a compensación económica por retrasos no está contemplando en el Reglamento (CE) 261/2004 pero sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el 19 de noviembre de 2009, dictó una sentencia ante los casos C-402/07 y C-432/07, mediante la cual se puede invocar el derecho a ser compensado económicamente de acuerdo a lo previsto en el artículo 7 del Reglamento (CE) 261/2004, en determinados supuestos de retraso se solicita dicha compensación económica ya que se cumplen los supuestos.
Este derecho a compensación se producirá cuando un pasajero soporte una pérdida de tiempo igual o superior a tres horas en su llegada al destino final; es decir, cuando llegue al destino final tres o más horas después de la hora de llegada inicialmente prevista por el transportista aéreo.


Publicar un comentario